Educación Física

Educación Física

Ciclo 3

Pruebas De Campo

279

Mon, Apr 27, 2020 2:19 AM

En este capítulo conoceremos las pruebas que se realizan al aire libre y hacen parte del grupo de las pruebas de campo. Podrás vivenciar el salto largo, que sin duda te exigirá y pondrá a prueba la fuerza d tus piernas y la coordinación de tus brazos para alcanzar la mayor distancia.




Aprendiendo a saltar

Los saltos de longitud

Cuando escuchas saltar, te imaginas que solo se puede hacer hacia arriba ¿verdad? Pues, entérate que cuando saltas lo puedes hacer a lo alto y a  lo largo.

Salto de longitud o salto largo 

El salto de longitud es una prueba competitiva en la cual se trata de alcanzar la mayor distancia posible en un salto hacia el frente. Es la misma actividad que practicamos cotidianamente en los juegos, el trabajo o al eludir obstáculos. Con el transcurso del tiempo se convirtió en una prueba atlética llamada salto de longitud que forma parte de las competencias del atletismo de campo. 

En la ejecución del salto de longitud entran en acción las capacidades físicas como la fuerza, la velocidad y la coordinación. Desde luego, la facilidad o la dificultad para realizar el salto dependen del desarrollo de estas capacidades.

Áreas y materiales 

El área para ejecutar la prueba del salto de longitud consta de:

• Un carril de impulso de 30 metros o más de largo y 1,22 metros de ancho. Sobre él, aproximadamente dos metros antes de uno de sus extremos, hay enterrada de manera transversal una tabla de 20 centímetros de ancho por 1,22 metros de largo, denominada tabla de despegue, batida o rechazo. 

• Un foso de salto o aterrizaje cubierta de arena o tierra suelta, de dos metros de ancho por nueve metros de largo que estará colocada al final del carril de impulso, del mismo lado en el que se ponga la tabla de despegue.

En la imagen se muestran las medidas y la colocación de los materiales para realizar el salto de longitud. 

Cuando no se cuenta con la instalación adecuada, esta se puede acondicionar sobre una superficie plana pintando con cal el carril de impulso y señalando, de la misma manera, el lugar correspondiente a la tabla de despegue. Igualmente, el foso de salto se puede sustituir con un montón de aserrín, arena o tierra suelta.




Bases técnicas para el salto  de longitud 

La correcta ejecución del salto de longitud comprende tres movimientos básicos:

• Carrera o aceleración: consiste en un recorrido de aproximadamente 20 a 25 metros sobre el carril de impulso, aumentando poco a poco la velocidad hasta alcanzar la velocidad óptima antes de iniciar el salto. 

• Rechazo (algunos lo llaman batida o despegue): es el momento del salto; este se realiza aprovechando la velocidad que se ganó con la carrera y sin sobrepasar la línea o tabla de despegue. 

• Vuelo: es el momento en el cual el cuerpo está suspendido en el aire. Allí es muy importante el movimiento de brazos y la posición corporal para equilibrarse y no girarse . 

• Caída o aterrizaje: es el momento en el que el cuerpo toca el suelo nuevamente. Cuando el saltador hace su aterrizaje debe impulsar el cuerpo hacia adelante para evitar caer sentado o poner las manos atrás, pues esta acción reduce la distancia del salto.

Reglas 

Para la correcta realización del salto de longitud se deben respetar estas indicaciones:

• En el momento del salto, el pie de impulso no debe pisar más allá de la tabla de despegue ya que es falta y, entonces, no se toma en cuenta el salto. 

• Para medir la distancia del salto, se toma de la orilla de la tabla de despegue hasta la marca más cercana que se haya hecho con los pies o con las manos, codos, espalda, si al caer te vas hacia atrás.



Recomendaciones


• Cuando se esté ejecutando el salto, la atención debe concentrarse en levantar todo lo que sea posible las rodillas. Esto te permitirá alcanzar un poco de altura que ayudará a tener más distancia. 

• Tratar de juntar las rodillas al pecho.

• Impulsarse hacia adelante, llevando los brazos hacia adelante mientras va finalizando el salto. 

• Caer en los talones y flexionar rodillas para  proteger el cuerpo del impacto por la caída. 

• Al momento de caer, impulsar el cuerpo hacia adelante.




 



Para adquirir fuerza en las piernas y así mejorar tus saltos, vamos a hacer un calentamiento principalmente de los músculos que intervienen en el salto. 

¿Sabías que la posibilidad de sostenerse en el aire durante el salto y así alcanzar mayor distancia está determinada por nuestra fuerza abdominal? Es hora de ejercitar esos músculos. 

Haz tres series de 15 abdominales. 

Recursos: sogas, bastones, balones y aros 

Área: zona blanda (césped o, idealmente, una arenera).Si se trabaja en el pavimento, puede utilizarse una colchoneta.



Calentamiento 

Haz ejercicios de movilidad articular para iniciar el  calentamiento.




Ejercicio 1 

Vamos a distribuir aros en un cuadrado de 10 x 10 metros. La cantidad de aros debe ser igual o menor al número de participantes. Se puede hacer por grupos de seis a ocho integrantes. 

A la indicación, los participantes deben saltar para quedar dentro de un aro. No pueden demorarse más de dos segundos para saltar a otro aro. Al finalizar el tiempo, se penalizará a quienes queden juntos dentro de un mismo aro. 

Hacerlo por 20 ó 30 segundos, con cuatro o cinco repeticiones. Descansar 30 segundos entre cada repetición. Pueden sustituirse los aros por círculos hechos con sogas o sacos. 

Variantes: saltar a dos pies, luego saltar a un pie, saltar a un pie y caer sobre el mismo pie, saltar elevando las rodillas. Vamos a buscar mayor altura.


Ejercicio 2 

Los compañeros del grupo (seis a ocho participantes) se distribuyen sosteniendo un bastón. En 30 segundos, el competidor debe saltar todos los bastones que pueda cambiando de dirección. Al final, contamos quien saltó más bastones.  Hacer 20 saltos.




Ejercicio 3 

Se forman filas a una distancia de cinco a seis metros entre cada compañero, sosteniendo el bastón de la misma manera que en la actividad anterior. El participante deberá saltar los bastones, buscando aumentar su velocidad de impulso.



Ejercicio 4 

Con ayuda de las sogas, trazaremos la línea de despegue o batida, ¿la recuerdas? 

Buscaremos mejorar nuestra técnica al caer. El participante saltará a dos pies, llevando los brazos hacia adelante, de manera que al caer flexione rodillas y toque el balón que está al frente. Hacer 20 repeticiones.




Ejercicio 5 

Cada participante medirá con pasos el impulso ideal para llegar con la velocidad óptima al rechazo. Recuerda que lo que se busca es coordinar que el salto sea justo en la línea de rechazo y no la mayor velocidad en la carrera de impulso. Realizar saltos teniendo en cuenta las fases: rechazo, vuelo (movimiento de brazos y cuerpo hacia adelante y caída flexionando rodillas y llevando el cuerpo hacia adelante). Hacer 10  repeticiones. 

Vuelta a la calma 

Los saltos nos exigen toda la musculatura de las piernas, por eso, te invitamos a realizar estiramientos de gemelos y cuádriceps. Realiza los estiramientos por más de 30 segundos cada uno.